El Delito de Hurto

El Delito de Hurto

¿Cuándo existe Delito de Hurto?

Acción SIN fuerza en las cosas y SIN violencia o intimidación en las personas

Somos Abogados Especialistas en Hurtos


 

Los delitos de hurto, pertenecen al título del Código Penal, dedicado a los delitos contra el patrimonio y contra el orden socio económico.

El delito de hurto, viene definido en el Artículo 234 del texto punitivo, en el que el Legislador establece, que será castigado por este delito, aquel que con ánimo de lucro, tomare cosas muebles ajenas, sin la voluntad de su dueño.

La acción de tomar una cosa mueble ajena (Pej: Un teléfono móvil), debe ser realizada SIN fuerza en las cosas y SIN violencia o intimidación en las personas, ya que caso contrario, no se trataría de un delito de hurto, sino de un delito de robo.

La norma también establece, el requisito de la ausencia de consentimiento, por parte del dueño de la cosa, y el ánimo de lucro, del sujeto activo del delito. Este último elemento, apunta a la necesidad de que exista un apoderamiento efectivo, que represente una ventaja patrimonial.

El delito de hurto, es castigado con pena de prisión, si la cuantía de lo sustraído supera los 400 euros, y pena de multa, si la cuantía no excediese de esa cantidad, salvo que en este último caso, se den circunstancias especiales, como por ejemplo, que al momento de delinquir, el culpable hubiera sido condenado ejecutoriamente, al menos por tres delitos comprendidos en el mismo Título del Código Penal, siempre que estos sean de la misma naturaleza. (En este supuesto, también denominado multirreincidencia, el culpable sería castigado con pena de prisión, sin importar la cuantía de lo sustraído).
 
Abogados Especialistas en Hurtos

Despacho de Abogados Especialistas en Hurtos

 

LOS DELITOS DE HURTO EN EL CODIGO PENAL

Como Abogados Especialistas en Hurtos poseemos un profundo conocimiento de la ley


 

Artículo 234

 
1. El que, con ánimo de lucro, tomare las cosas muebles ajenas sin la voluntad de su dueño será castigado, como reo de hurto, con la pena de prisión de seis a dieciocho meses si la cuantía de lo sustraído excediese de 400 euros.

2. Se impondrá una pena de multa de uno a tres meses si la cuantía de lo sustraído no excediese de 400 euros, salvo si concurriese alguna de las circunstancias del artículo 235.

3. Las penas establecidas en los apartados anteriores se impondrán en su mitad superior cuando en la comisión del hecho se hubieran neutralizado, eliminado o inutilizado, por cualquier medio, los dispositivos de alarma o seguridad instalados en las cosas sustraídas.
 

Artículo 235

 
1. El hurto será castigado con la pena de prisión de uno a tres años:

1.º Cuando se sustraigan cosas de valor artístico, histórico, cultural o científico.

2.º Cuando se trate de cosas de primera necesidad y se cause una situación de desabastecimiento.

3.º Cuando se trate de conducciones, cableado, equipos o componentes de infraestructuras de suministro eléctrico, de hidrocarburos o de los servicios de telecomunicaciones, o de otras cosas destinadas a la prestación de servicios de interés general, y se cause un quebranto grave a los mismos.

4.º Cuando se trate de productos agrarios o ganaderos, o de los instrumentos o medios que se utilizan para su obtención, siempre que el delito se cometa en explotaciones agrícolas o ganaderas y se cause un perjuicio grave a las mismas.

5.º Cuando revista especial gravedad, atendiendo al valor de los efectos sustraídos, o se produjeren perjuicios de especial consideración.

6.º Cuando ponga a la víctima o a su familia en grave situación económica o se haya realizado abusando de sus circunstancias personales o de su situación de desamparo, o aprovechando la producción de un accidente o la existencia de un riesgo o peligro general para la comunidad que haya debilitado la defensa del ofendido o facilitado la comisión impune del delito.

7.º Cuando al delinquir el culpable hubiera sido condenado ejecutoriamente al menos por tres delitos comprendidos en este Título, siempre que sean de la misma naturaleza. No se tendrán en cuenta antecedentes cancelados o que debieran serlo.

8.º Cuando se utilice a menores de dieciséis años para la comisión del delito.

9.º Cuando el culpable o culpables participen en los hechos como miembros de una organización o grupo criminal que se dedicare a la comisión de delitos comprendidos en este Título, siempre que sean de la misma naturaleza.

2. La pena señalada en el apartado anterior se impondrá en su mitad superior cuando concurrieran dos o más de las circunstancias previstas en el mismo.
 

Artículo 236

 
1. Será castigado con multa de tres a doce meses el que, siendo dueño de una cosa mueble o actuando con el consentimiento de éste, la sustrajere de quien la tenga legítimamente en su poder, con perjuicio del mismo o de un tercero.

2. Si el valor de la cosa sustraída no excediera de 400 euros, se impondrá la pena de multa de uno a tres meses.
 

JURISPRUDENCIA

Otra de las claves que deben dominar los Abogados Especialistas en Hurtos


 

Sobre el objeto material del delito de hurto
STS. 955/2002, 24 de mayo | «Descargar Sentencia»

“…En efecto, el concepto de cosa en el hurto, se trate de un delito o de una falta, no se agota en la materia que puede ser objeto de apropiación. La teoría y la jurisprudencia han establecido que el objeto de la apropiación puede ser también el valor que la cosa representa o corporiza. Esto es, el hurto se comete tanto cuando el autor se apropia de la materia de la cosa, como cuando lo hace del valor que esta materializa. Como concurre con el título-valor que permite obtener una determinada suma de dinero, por corporizar un concreto valor, realizable a la presentación del mismo en el establecimiento bancario, sí reune todos los requisitos necesarios para su validez – sentencia del Tribunal Supremo de 27 octubre 1993-.

La sentencia de esta Sala de 24 diciembre 1990 expresa que el delito de hurto es un delito contra la propiedad. En consecuencia, no es sólo la privación del valor de la cosa lo que constituye la lesión del bien jurídico, sino también la privación de la sustancia misma de la cosa que corporiza un determinado valor. Por lo tanto, aunque el valor representado por el cheque se hubiera hecho efectivo, la desapropiación del titular del mismo lo priva de un instrumento necesario para el ejercicio de su derecho de crédito y con ello se lesiona su propiedad de una manera típica en relación al artículo 514 del Código Penal…”

 


Palladino Pellón & Asociados – Abogados Especialistas en HurtosConfíe su caso a un equipo de profesionales expertos