Madrid 91 002 94 85
Barcelona 93 706 03 03
Valencia 96 312 12 06

Urgencias 24hs 651 07 12 89
Servicio en Toda España

 

Disposiciones Preliminares en la Ley de Enjuiciamiento Criminal

Disposiciones Preliminares en la Ley de Enjuiciamiento Criminal

 

Disposiciones Preliminares en la Ley de Enjuiciamiento Criminal


 

El Título I de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, establece una serie de disposiciones preliminares, dedicadas a determinar reglas generales y el tratamiento de las cuestiones prejudiciales. De igual forma a la observada en el análisis que realizamos sobre el Código Penal, estas disposiciones contienen garantías y principios del Derecho que si bien se encuentran presentes en otros textos normativos, ostentan un carácter muy relevante.

En su Art. 1 determina la obligación de que toda pena impuesta, lo sea conforme a las disposiciones de dicha Ley o de Leyes especiales, y como consecuencia de una sentencia dictada por un Juez o Tribunal competente, y en su Art. 2 establece obligaciones básicas que toda Autoridad y funcionario que participe de un procedimiento penal, debe observar respecto del reo, especialmente cuando este no se encuentre asistido de defensor.

El Capítulo II, también como parte de estas disposiciones preliminares en la Ley de Enjuiciamiento Criminal, aborda las cuestiones prejudiciales, con carácter general y particular.

Se destaca lo expuesto en el Art. 4 al definir que en el caso de que la cuestión prejudicial se aprecie determinante de la culpabilidad o inocencia, el Tribunal suspenderá el procedimiento hasta su resolución, estableciendo cuestiones específicas del funcionamiento de esta, para el caso de la validez de un matrimonio, la supresión del estado civil, el derecho de propiedad sobre un inmueble u otro derecho real.

 

Disposiciones Preliminares en la Ley de Enjuiciamiento Criminal

Disposiciones Preliminares en la Ley de Enjuiciamiento Criminal

 

Ley de Enjuiciamiento Criminal

LIBRO I Disposiciones generales

TÍTULO I – Preliminares
CAPÍTULO I – Reglas generales


 

Artículo 1

No se impondrá pena alguna por consecuencia de actos punibles cuya represión incumba a la jurisdicción ordinaria, sino de conformidad con las disposiciones del presente Código o de Leyes especiales y en virtud de sentencia dictada por Juez competente.

 

Artículo 2

Todas las Autoridades y funcionarios que intervengan en el procedimiento penal cuidarán, dentro de los límites de su respectiva competencia, de consignar y apreciar las circunstancias así adversas como favorables al presunto reo, y estarán obligados, a falta de disposición expresa, a instruir a éste de sus derechos y de los recursos que pueda ejercitar mientras no se hallare asistido de defensor.

 

LIBRO I Disposiciones generales

TÍTULO I – Preliminares
CAPÍTULO II – Cuestiones prejudiciales


 

Artículo 3

Por regla general, la competencia de los Tribunales encargados de la justicia penal se extiende a resolver, para sólo el efecto de la represión, las cuestiones civiles y administrativas prejudiciales propuestas con motivo de los hechos perseguidos, cuando tales cuestiones aparezcan tan íntimamente ligadas al hecho punible que sea racionalmente imposible su separación.

 

Artículo 4

Sin embargo, si la cuestión prejudicial fuese determinante de la culpabilidad o de la inocencia, el Tribunal de lo criminal suspenderá el procedimiento hasta la resolución de aquélla por quien corresponda; pero puede fijar un plazo, que no exceda de dos meses, para que las partes acudan al Juez o Tribunal civil o contencioso-administrativo competente.

Pasado el plazo sin que el interesado acredite haberlo utilizado, el Secretario judicial, mediante diligencia, alzará la suspensión y continuará el procedimiento.

En estos juicios será parte el Ministerio Fiscal.

 

Artículo 5

No obstante lo dispuesto en los dos artículos anteriores, las cuestiones civiles prejudiciales, referentes a la validez de un matrimonio o a la supresión de estado civil, se deferirán siempre al Juez o Tribunal que deba entender de las mismas, y su decisión servirá de base a la del Tribunal de lo criminal.

 

Artículo 6

Si la cuestión civil prejudicial se refiere al derecho de propiedad sobre un inmueble o a otro derecho real, el Tribunal de lo criminal podrá resolver acerca de ella cuando tales derechos aparezcan fundados en un título auténtico o en actos indubitados de posesión.

 

Artículo 7

El Tribunal de lo criminal se atemperará, respectivamente, a las reglas del Derecho civil o administrativo, en las cuestiones prejudiciales que, con arreglo a los arts. anteriores, deba resolver.