Madrid 91 002 94 85
Barcelona 93 706 03 03
Valencia 96 312 12 06

Urgencias 24hs 651 07 12 89
Servicio en Toda España

 

Los Delitos de Exhibicionismo y Provocación Sexual

Los Delitos de Exhibicionismo y Provocación Sexual

 

Los Delitos de Exhibicionismo y Provocación Sexual

Abogados Especialistas en Delitos de Exhibicionismo y Provocación Sexual


 

Sobre los Delitos de Exhibicionismo

 

Las conductas que son castigadas en los Artículos que componen este Capítulo del Código Penal, persiguen delitos caracterizados por situaciones en las que su autor implica a menores de edad o personas con discapacidad necesitadas de especial protección, en actos de índole sexual.

El Artículo 185 se refiere a “actos de exhibición obscena”, lo que hace referencia a actos de exhibicionismo, siendo cuestionado por los juristas el uso del término obsceno, ya que su fundamento jurídico apunta a una base que radica en criterios de “moral pública”, siendo necesaria la afectación concreta de un bien jurídico como justificación suficiente para el reproche penal.

Por esto es que el acto de exhibición se recoge en un marco en el que actúa sobre bienes jurídicos de carácter individual concretos, como son la indemnidad sexual de un menor o de una persona discapacitada necesitada de especial protección.

Este delito se configura únicamente cuando los actos tienen carácter doloso, lo que excluye situaciones que no conlleven un elemento de provocación, donde el actor busque implicar al sujeto pasivo a través de sus actos de índole sexual.

Esto lleva a considerar la intención del actor del delito, el contexto general donde se producen estos hechos, y a excluir acciones de carácter fortuito o de las que no se desprenda el mencionado carácter provocador. Sin duda la norma persigue actos como el del exhibicionismo de carácter sexual en las inmediaciones de una escuela, pero no comprende situaciones no dolosas, como por ejemplo las derivadas de un sujeto desnudo que toma el sol en la privacidad de su hogar.

Tanto sobre el delito, como del perfil del actor, estudios Psiquiátricos coinciden en que en estos suele estar presente un cuadro de desequilibrio mental, cuyo diagnóstico y tratamiento debe ser tenido en cuenta oportunamente durante la sustanciación del procedimiento, llegando incluso a sustituir o complementar la pena con medidas de carácter terapéutico.

 

El Delito de Difusión de Material Pornográfico

 

Sobre este delito que se encuentra recogido en el Artículo 186 del Código Penal, en primer lugar debemos decir que al igual que sucede con el Delito de Exhibicionismo, la figura del “material pornográfico” recibe la crítica de buena parte de los juristas, que no ven en ella por sí misma la entidad suficiente para ser objeto de reproche penal, por lo que el concepto ha derivado en la diferenciación entre “pornografía blanda” y “pornografía dura”, vinculándose esta última a actos sexuales con un rasgo de violencia, la participación de menores de edad o de personas con discapacidad necesitadas de especial protección, donde si cabe el castigo.

Por lo expuesto debemos recordar entonces, que fuera de este tipo penal, la pornografía no es castigada en nuestro ordenamiento jurídico, y que el artículo 186 bajo análisis se encuentra centrado en concreto en los actos de venta, difusión o exhibición, lo que no excluye la persecución del delito en el que incurre quien emplea a menores o personas con discapacidad con los mismos fines, cuestión que también es tratada en el texto punitivo, pero en otros artículos dedicados específicamente a la misma.

Como vemos el delito se configura por la acción de la pornografía y su efecto en el menor o la persona discapacitada necesitada de especial protección, por lo que para apreciar el delito es necesario que ese vínculo con la pornografía produzca un daño en el desarrollo de la personalidad de ese sujeto pasivo, que no ha alcanzado la madurez, o que es incapaz de controlar sus instintos sexuales. En este análisis serán relevantes también las características del sujeto pasivo y el contexto en el que se producen estos hechos, justamente a raíz de la forma expuesta, en la que tienen que producirse los hechos para que exista delito.

Al igual que sucede en el delito de exhibicionismo, este delito no admite la imprudencia, siendo necesario que exista un ánimo de implicar al menor o al sujeto discapacitado.

Por último es importante saber que a pesar de tratarse de un tema controvertido, y objeto de crítica en reiteradas ocasiones, las acciones de “educación sexual” no constituyen tampoco un delito vinculado a los preceptos estudiados.

 

Abogados Delitos de Exhibicionismo y Provocación Sexual

Abogados Delitos de Exhibicionismo y Provocación Sexual

 

Código Penal Español

LIBRO II. Delitos y sus penas

TÍTULO VIII – Delitos contra la libertad e indemnidad sexuales

CAPÍTULO IV – De los delitos de exhibicionismo y provocación sexual


 

Artículo 185

 

El que ejecutare o hiciere ejecutar a otra persona actos de exhibición obscena ante menores de edad o personas con discapacidad necesitadas de especial protección, será castigado con la pena de prisión de seis meses a un año o multa de 12 a 24 meses.

 

Artículo 186

 

El que, por cualquier medio directo, vendiere, difundiere o exhibiere material pornográfico entre menores de edad o personas con discapacidad necesitadas de especial protección, será castigado con la pena de prisión de seis meses a un año o multa de 12 a 24 meses.

 

Jurisprudencia sobre Delitos de Exhibicionismo y Provocación Sexual

Abogados Delitos de Exhibicionismo y Provocación Sexual


 

ROJ: STS 3332/2016 – ECLI:ES:TS:2016:3332
Nº Sentencia: 608/2016
Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
Municipio: Madrid — Sección: 1
Ponente: ANA MARIA FERRER GARCIA
Nº Recurso: 10045/2016 — Fecha: 07/07/2016
Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Exhibicionismo, provocación sexual y abusos sexuales. Relación concursal. Continuidad delictiva.

 


Palladino Pellón & Asociados – Abogados Delitos de Exhibicionismo y Provocación SexualUna buena Defensa Penal comienza desde el primer día